search instagram arrow-down
Lola Huete Machado

Pacifista en conflicto


CARTA DE MARIE (1)

Querida Lola:

¿Hay bombardeos buenos y bombardeos malos? Lo preguntaba ayer un amigo en el Facebook. Y yo ando aún hoy meditando. Mi condición de concienciada y crítica con el poder -nacida así, y de por vida, espero- tira de mi en dos direcciones. Una, contra la violencia y hacia la paz por encima de todas las cosa. Otra, hacia la ayuda humanitaria siempre que sea necesario. Pero, ¿por encima de todo? Ah, he ahí la cuestión. ¿Por encima de la guerra? Respuestas quiero. Y argumentos. Yo soy pacifista por la gracia de Dios o quien quiera que sea el responsable. Y no puedo entender de entrada ninguna contienda y menos la expresión “Bombardeos por razones humanitarias”. ¿Cómo sabrán distinguir los cazas desde el aire aquellos que son proGadafi, pongamos por caso? Se me escapa la maquinaria y los términos. Artilugios que matan, y cuestan un dineral, caen a tierra y no discriminan por edad, nombres y apellidos, filiación política o color del pelo… Qué va. Pero, claro, yo no entiendo de esto, soy ignorante y civil. No experta como todos esos que aparecen exponiendo tesis bien meditadas en televisiones y periódicos… Son cientos.

Ahora bien en mi casa, mi abuelo español, que vivió sus propias contiendas pero aún así no ha sobrevivido (nadie sobrevivimos a esto), siempre me decía: “Hija mía, guerras y bombas vienen bien para distraer”. Y yo lo practicaba la mar de bien con mis hermanos. ¿Que quería ocultar alguna falta? Pelea al canto con el que se cruzaba por cualquier motivo. Qué combates los nuestros, madre mía. Y qué éxito. Maniobras de distracción. Se tratará de eso ahora: ¿Contra la crisis brutal que nos ahoga…? Uff, que tentación tan elevada y que mal pensamiento el mío. Ya tengo años, así que no puedo remediarlo, directa y clara: cuando los problemas dentro se desmadran, nada mejor que agarrarte al pistolón y dirigirte a la conquista de, digamos, cualquier isla Perejil cercana. ¿Recuerdas ese incidente tan cómico que sucedió en tu país? Puede parecer muy de república bananera eso, pero suele funcionar.

¿Te acuerdas o ves la serie Aquí no hay quien viva? Me la mandan grabada. Soy fan. Pues los guionistas de esa ficción (y los de muchas otras) siguen la técnica a pies juntillas en todos los asuntos de la escalera y la comunidad vecinal.. y retransmitidos por Radio Patio. ¿Y otra norteamericana llamada Weeds que me encanta por lo irreverente? Bueno, la protagonista llegó a incendiar su propia ciudad para alejar a la policía de sus negocios vegetales… Maniobras mafiosillas, muy usadas. Y, claro, luego están los grandes juegos de la política. Como esos que desvelan los papeles de Wikileaks. Qué serie tan monumental será esa, ¿no? Seguro que alguien la está rodando ya. Pero bueno, algún día se sabrán las conversaciones internacionales de pasillo de hoy, casi seguro, porque ahora eso vale dinero y más de uno graba aquí y allá, puro negocio. Así que apuesto a que alguien atrevido ha dicho (y muchos lo han pensado) por lo bajito: “Vamos ya con la intervención,  que así reactivamos el negocio de las armas, que en el último tiempo está un tanto malito”.

Y no sigo más, porque, como dicen algunas organizaciones de Derechos Humanos más conocedoras: “Esperemos que a partir de ahora la defensa de la población civil produzca tanta y tan rápida implicación e intervención internacional”. ¿Sabes cuantos conflictos hay abiertos en el mundo en este momento? ¿Sabemos cuanta gente inocente está muriendo ahora mismo mientras esto escribo en mi ordenador? Habrá que intervenir en todos, qué remedio… Ahí sí que me emociono, porque ya cuento con ello.

Estoy confusa. No encuentro respuesta. ¿Tú como lo ves? “Todo listo para atacar Libia” dicen los periódicos. Y no lo veo claro. Demasiado rápido. Demasiado fácil. Demasiado interés de los mandatarios. Pronto (o ahora mismo incluso, cuando tú des el OK al botón de publicación de esta misiva), habrá aviones sobrevolando cielos que no son nuestros y de los que nunca quisimos saber mucho, en realidad, porque lo que nos interesaba era el puro suelo y más allá, es decir, el petroleo. Ahora, hemos decidido entre todos ayudar a los que lo necesitan. Bien hecho. Pero ¿por qué hoy si antes ni por asombro se nos ocurrió, es más, mantuvimos bien gordito al dictador de marras? Descargar bombas sobre el terreno, que gran película para una tarde de domingo…

Tuya siempre. Marie.
Nota 1: Ah, en París el cielo está cubierto. Así que aquí no vamos a poder ver los cazas sobrevolar… ¿De donde saldrán? Uff, seguro que muchos del Mediterráneo Sur… de las bases al lado de tu casa… ¡Ay, que atracción fatal, es que no me lo pierdo!

Nota 2: Te mando una ilustración que consideró pura felicidad. Ignoro su autor o autora. Quizá tú lo sepas o lo puedas averiguar.

2 comments on “Pacifista en conflicto

  1. vida dice:

    La carta preciosa .
    Yo cada dia estoy mas desengañada con los politicos.
    Pregunto , estan dificil que coma todo el mundo que tengan un techo digno ,que la educacion y la sanidad sea patrimonio de todos.
    La mayoria de la gente dice que esto es lo que quieren
    Los madatarios tienen que trabajar para que esto ocurra , si no nos sobran .
    Las grandes fortunas tienen por ley ayudar a las arcas de los estados.
    saludos

    Me gusta

    1. triniTi dice:

      Después de leerte, me he quedado sin respuestas. Estoy totalmente de acuerdo contigo .Saludos

      Me gusta

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s