search instagram arrow-down
Lola Huete Machado


Hay un perro que se mira a un espejo en la portada. Un perro negro convertido en partitura al otro lado, que se observa a sí mismo y se medita, perplejo y quieto. Un perro que escucha o dice o transmite frases como estas:

– “Siempre que me lavo el ombligo me da vértigo. Es como enjabonarse el origen. Me invade un mareo, una polifonía de tiempos…”.

– “Escucho y le ruego al ritmo que te traiga. Ven aquí con la velocidad de tu tiempo. Crece el sonido, acordes risueños…”

– “Mi primer recuerdo es mi madre y su voz de galleta remojada en leche.  Nunca vi su rostro, nací ciego”.

– “Todo cabe en un compás y los dos cabemos en mi cuerpo”.

El perro que comía silencio de la Editorial Páginas de Espuma (http://www.ppespuma.com/) es el primer libro, y bien lírico, de la violinista chilena Isabel Mellado. Se presentó en el Hotel Kafka de Madrid la semana pasada. Hubo música y comentarios. El eco del libro es su música. Y la personalidad de quien lo ha escrito. Ella misma lo cuenta en la web Conoceralautor  

 

One comment on “El perro partitura

  1. J.G. dice:

    no estuvo mal su lectura, felicidades a la escritora y su perro ante el espejo

    Me gusta

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s