search instagram arrow-down
Lola Huete Machado

Que antigua es la vida moderna


El antiguo orden mundial.

Así se titula el primer capítulo de este libro que no podía venir más a cuento.

Dice así: “Resulta tentador creer que ya no necesitamos pensar en la política. A fin de cuentas, la apatía de los votantes es notoria en países de todo el mundo y el cinismo al respecto de los representantes que elegimos es aún mayor. ¿Acaso importa algo quien ocupe el poder, cuando todos lo usan como ocasión ideal de barrer para casa y sacar beneficios de sus posiciones? ¿Pueden los políticos marcar una diferencia positiva en nuestras vidas o no hay en ello más que retórica huera? Y ¿qué cabría aprender de la política del mundo antiguo, en el que únicamente los ciudadanos -esto es, con exclusión de mujeres y extranjeros- tenían derecho a voto y solo ellos, por descontado, podían presentarse como candidatos? 

Pues bien, sin duda alguna, la política importa (…) Votamos, y al votar, gozamos de cierto control sobre el destino de nuestro país y el nuestro propio. Aunque en ocasiones elegir entre los principales partidos políticos recuerda a decidir si uno prefiere ahogarse en el mar o en un lago, aún es preferible a las alternativas. Nos guste o no, en cualquier parte del mundo en que nos hallemos, a la mayoría de nosotros no gobierna alguien. Un Parlamento elegido por votación, un primer ministro, un presidente, una reina: alguien tiene el derecho a decirnos qué hacer. Podemos retirarnos a las montañas para acumular latas de comida y armarnos hasta los dientes o aceptarlo así, tal como es. Y el hecho de que vayamos a aceptar el gobierno ajeno significa que nos hará falta criticarlo y desafiarlo.

Trevor J. Saunders, quien fuera catedrático de griego en la Universidad de NewCastle lo definió de un modo tan acertado como sucinto en su introducción a la ‘Política’ de Aristóteles: ‘La sociedad que pierde el contacto con el pasado se halla en peligro, porque engendra hombres que desconocen todo cuanto no sea el presente e ignoran que la vida ha sido y podría ser diferente de como es hoy. Estos hombres aceptan la tiranía con facilidad, pues nada tienen con qué compararla. (…) 

Aristóteles resumió nuestra relación con la política en una formulación precisa que aún utilizamos en la actualidad: el hombre es, por naturaleza, un ‘politikon zoon’: un animal político. En otras palabras, estamos concebidos para vivir en una polis, una ciudad-estado. Es así como prosperamos, en tanto criaturas sociables que somos. Nuestra naturaleza nos dirige a vivir entre otras personas, lo que quizá explica por qué tantos de nosotros vivimos y trabajamos aglomerados en ciudades superpobladas. No podermos resistir el impulso. Pero si vamos a vivir al lado de los demás, necesitamos alguna clase de sistema que nos permita hacerlo. La anaquía, despues de todo, no ha llegado nunca a imponerse de veras: simplemente, parece demasiado problemática”.

Autor: Natalie Haynes (Reino Unido 1974), ex profesora de Clásicas en la Universidad de Cambridge, donde participaba en un grupo de teatro que la llevó al fin por otras direcciones. Hoy es actriz de comedia reconocida. Habitual de programas de radio y televisión. Colaboradora de medios como, como ‘The Times’.

Obra: ‘Una guía de la antigüedad para la vida moderna’ es su primer libro de no ficción. Ares y Mares. Editorial Crítica.

Sinopsis: “Vivimos en una época”, dicen en la contraportada, “que ha eliminado el latín y el griego de la educación, y que conoce el mundo de la Antigüedad a través de una visión deformada por mitos y prejuicios. Pero este pasado está lleno de gente común, como nosotros mismos; gente que tuvo vidas ordinarias en tiempos extraordinarios y de la que tenemos mucho que aprender”. Y ella cuenta aquí algunas de las mejores historias del mundo antiguo, sorprendentemente actuales, aunque tengan dos mil años. Una obra bien llevada, muy amena, que muestra cómo eran los gobiernos, las leyes, el saber, la vida de las mujeres o los espectáculos, cómo era, en suma, la existencia cotidiana de los griegos y romanos de la Antigüedad.

Muestra lo mucho que hay en ese pasado de este presente.

Y viceversa.


Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s