Otro Goldberg


Hay un grito de júbilo final que más que festejar el éxito parece decir “al fin, al fin, al fin hemos terminado”. Por el tiempo empleado, horas y horas de ensayo y error. Complicado que todo cuadre al milímetro. Un fallo y vuelta a empezar. He aquí otra máquina mágica.  Dedicada a la fotografía misma. Realizado esta vez, a mayor gloria del maestro, el caricaturista e ingeniero Rube Goldberg, por los canadienses David Dvir y Kevin Luc en su propio estudio, una nave inmensa que se transformó por completo y a lo grande para la ocasión. ¿Cómo tomas tú tus fotografías? Ellos lo hacen de este modo.

Un comentario en “Otro Goldberg”

  1. Impresionante, sin duda… Sólo de imaginarme la planificación –no hablemos ya de la ejecución– mirad qué cara se me ha quedado.

    Supongo que la satisfacción por el trabajo bien hecho y los miles de llamadas de clientes babeantes que habrán recibido a la mañana siguiente habrán sido compensación bastante para tanto sufrimiento.

    Sólo una objeción: hay ya tantos “efectos mariposa” sólo en YouTube –aunque no todos tan buenos como éste, claro– que el otro efecto, el “sorpresa”, empieza a ser cada vez más difícil de conseguir… Y es que ya no nos queda casi nada por ver.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s