search instagram arrow-down
Lola Huete Machado

Hombres bien sincronizados


El tirón de Esther Williams no cesa. Ha sido citarla ayer y fluir el agua a mi alrededor en forma de vídeos y curiosidades acuáticas varias… Entre ellas, una destacada. Me mandan desde Barcelona este cartel de una película que allí se proyecta en plan inmersión agosteña. Su director, curioso, se apellida también Williams como la actriz de Hollywood y reina de las piscinas citada. Pero su nombre es Dylan y no es nacido en California sino en Galés, y establecido luego en Suecia. En Estocolmo, Williams se unió un día al equipo masculino de natación sincronizada con la intención de ampliar amistades y otras cosas… y he aquí que años después rueda y protagoniza este documental titulado Men who swim (Hombres que nadan), que en España ha mutado en un Hombres sincronizados. O como superar la crisis de los cuarenta bailando bajo el agua, un título que casa mejor con el humor, los quiebros y piruetas de esta historia refrescante (un tanto a lo Full monty, pero con trabajo) donde se habla de desconcierto existencial del ser, la crisis de la edad madura, el esfuerzo y voluntad individual y la terapia del trabajo común. El propio director lo explica en estas notas. Y viene a decir (en otras palabras): “Llega uno a mitad de la vida y todo se vuelve más lento, más seguro, más aburrido…. así que es el momento de quedarse quieto para siempre o mover el culo”. Y lo mueven. Todos a una, haciendo equipo. Cada uno con su lastre y su palmito. El culo y las piernas, y los brazos, y la cabeza…

Así, es ésta una mirada irónica y tierna sobre la vida de un grupo de hombres ya maduros (conductores de trenes, carniceros, archiveros, profesores…), miembros del equipo sueco de natación sincronizada, una disciplina que suele tener más cancha en su versión femenina. “Lo que empieza como una actividad semanal para escapar de la rutina diaria y de las responsabilidades familiares, se convierte gradualmente en un compromiso mucho más serio. Inspirado por las técnicas clásicas de Esther Williams de los años cincuenta, el grupo se convierte en defensor apasionado de esta deporte”. Y pronto descubren que no son el único equipo masculino del mundo y que va a celebrarse un campeonato en Milán para el que deben preparar un ejercicio largo, largo, y duro, duro…  evento que se celebra justo cuando muchos de ellos cumplen 40….  ¿Lo conseguirán? Momento de balance, revisión del cuerpo serrano. La decadencia o la (re) acción. ¿Es hora de tirarse a la piscina?

Hombres sincronizados está de gira por España; ha sido elegida en Barcelona documental del mes en agosto al grito de “Esther Williams como referente para superar la crisis de los cuarenta”. Hace unos días se proyectó en el MUSAC de León, y es la cinta recomendada de la web eldocumentaldelmes… entre otras muchas citas (están también en Facebook). No hay que olvidar que en la misma Barcelona el asunto no es nuevo: allí se creó con expectación en 2009 el primer equipo de natación sincronizada masculina en España. No sabemos qué ha sido de ellos.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s