La redacción


Salta a la vista por qué deseo que este vídeo -que anuncia la serie The Newsroom, La Redacción, de Aaron Sorkin- esté colgado en mi blog. Quiero y necesito que esté aquí. Y que sean muchos los que lo vean y lo distribuyan hasta hacerse ola que barre la arena tal como ha llegado hasta mí desde El Periscopio, el blog de Rosa María Artal, en su artículo titulado ¿Qué nos falla?… El periodismo). De periodismo y periodistas va esta serie que estrena Canal + ahora. Y de política. Y de filosofía. Del modo de estar en el mundo. Del modo de ser y trabajar. De ser bueno o mediocre. De ser ético o no. En definitiva, de ser ciudadano crítico, activo e informado o no serlo: darse por satisfecho con lo que hay y basta.

El periodismo (el de calidad, el verdadero) es una garantía para el mantenimiento de la Democracia, la Justicia y los Derechos Humanos. Es sabido. Hay pruebas de ello. El periodista, del bueno, es (perdonadme la comparación) un arma de destrucción masiva contra el abuso institucional o individual, la prepotencia política y dineraria, la incompetencia de los gobiernos, la explotación consciente o inconsciente sobre otros pueblos o el nuestro… Una mosca cojonera, si prefieren.

Como redactora y lectora que soy deseo que el periodismo del bueno no se extinga nunca. Que los ciudadanos futuros puedan informarse, escribir, opinar y criticar en libertad. Que la prensa de calidad siga teniendo el sustento monetario y el apoyo de los (buenos) lectores, el suficiente para permanecer ahí, cimentada, inamovible, y nunca deje de ser ese “ojo público” que indaga y denuncia a los que mueven los hilos y se sobrepasan. Que sirva de detergente contra los estereotipos propios y ajenos, la ignorancia y los errores… Sobre todo ahora que andamos dinamitando los avances sociales y los derechos conseguidos en décadas (incluido el derecho al buen periodismo: ahogándolo y haciéndonos creer que la cháchara de mil redes sociales podrían sustituirlo… como ya intuyó Goebbels no hace tanto).

Como dicen en el vídeo, ni somos los mejores, ni lo es de lejos nuestro entorno, pueblo, ciudad, país, nuestro mundo. Nunca lo fue. Basta mirar alrededor. Tarea no es precisamente lo que falta.

Brother


Ridley Scott, homenajea a su hermano pequeño, Tony, cineasta como él, pero de otro vuelo, que saltó al vacío esta semana desde un puente de Los Ángeles. Tenía 68 años. Vivir a la sombra no siempre es fácil.

La educación


¿Cómo nos educan, somos educados y educamos? Esta es una película colectiva que reflexiona sobre ello. Basta leer la sinopsis. “Hoy en día, la escuela y la educación son conceptos ampliamente discutidos en foros académicos, políticas públicas, instituciones educativas, medios de comunicación y espacios de la sociedad civil. Desde su origen, la institución escolar ha estado caracterizada por estructuras y prácticas que hoy se consideran obsoletas y anacrónicas… pues no considera la naturaleza del aprendizaje, la libertad de elección o la importancia que tienen el amor y los vínculos humanos en el desarrollo individual y colectivo”.

Pensar la educación de forma diferente, recuperar opciones, explorar experiencias de cambio. De eso va. Más de 90 entrevistas a educadores, académicos, profesionales, autores, madres y padres… un recorrido por ocho países de Iberoamérica pasando por 45 experiencias educativas no convencionales; más de 25.000 seguidores en las redes sociales antes de su estreno y un total de 704 coproductores que participaron en su financiación colectiva. Un empeño que merece ser citado.

Banksy olímpico


Deportistas que en vez de jabalinas lanzan misiles y que usan la pértiga para saltar la valla, pongamos, de Melilla, en busca de un mundo mejor. A pocos días de las Olimpiadas aparecieron dos nuevas piezas de Banksy en la ciudad de Londres que le dan otro tono a los Juegos. Protesta social. Y artística. He encontrado la noticia en Nice Fucking Graphics, página mexicocatalana de diseño de la que soy fan, por lo mucho y bien que se lo trabajan. Pero el artista mundial las tiene también colgadas en su web. Algunos medios se hicieron eco poniéndole título a las piezas. Y en Twitter ha corrido a gusto (gracias @mdmgamero y @designontherock). Banksy critica así la amenaza por parte de la policía londinense de eliminar todos los graffitis en esos barrios considerados sucios, como el East London. Una iniciativa que es otro ejemplo de superación en una disciplina que no es olímpica, pero debería: la estupidez (a elegir modalidad: deseos de control, falta de sensibilidad artística y pura censura).

20120803-103810.jpg

20120803-105331.jpg