Compartir


Que las emociones son contagiosas. Eso es lo que parecen demostrar numerosos estudios científicos (November issue Computers in Human Behavior) dedicados a analizar nuestra conducta en computadores y redes y a descubrir qué es lo que compartimos con otros y por qué. Y lo viral se nutre de eso: de apelar a nuestros sentimientos mayores, dicen. Grande, ¿no? Y sorprendente. ¡Como si acabáramos de nacer y las grandes obras de la literatura, la música o el arte, basadas precisamente en eso, no hubieran existido nunca a efectos de la historia de la Humanidad! Quizá por eso, el vídeo del gatito de arriba lleva 42 millones de visitas. Quizá para entenderlo haya que leerse el libro Contagious: Why Things Catch On, de Jonah Berger, quien analizó 7,000 artículos del New York Times tras la clave de por qué unos artículos se comparten más que otros. Emocionada estoy, por eso os lo cuento aquí.

 

Un comentario en “Compartir”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s