Archivo de la categoría: Imágenes y sonidos

De Canarias al cielo


“La Catedral”, en el llano de Ucanca, toma nocturna con el Planeta Júpiter cruzando la escena; el Árbol de Piedra (Roque Cinchado) con un tajinaste apuntando a la estrella polar; el “Gorro”, en el Teide, formación de una nube conocida como tal; cascadas de nubes que atraviesan las montañas como ríos de nubes multicolor; gran charco de agua en el llano de Ucanca donde estrellas y nubes lenticulares se reflejan; tajinastes nocturnos con la Vía Láctea saliendo por el horizonte tomada con un raíl dolly; vídeo del Sol poniéndose y un doble “rayo verde”: pléyades (palomas, en griego) y la galaxia de Andrómeda, entre rocas en las minas de San José; arcoiris desde el Parque Nacional del Teide; halos multicolor alrededor de la Luna, y nubes estacionarias que permanecen horas en el mismo sitio y cambian sus colores por la puesta de Sol… Todo eso hay aquí.

Porque uno de los lugares más espectaculares para ver el cielo es Canarias (como ya sabemos a través de nuestro amigo Terje). Pero el vídeo de hoy, titulado El Cielo de Canarias (con música Angel´s Tear, Aeon 2, de Matti Paalanen), está realizado y producido por el astrónomo Daniel López que tiene una página web estupenda para disfrutar de asuntos como la Vía Láctea, el planeta Venus y hasta Gran Canaria visto desde Tenerife (a 106 kilómetros de distancia, es decir, con telescopio potente), que debido a la lejanía parece más bien una isla en ebullición. Él lo cuenta mejor que nadie en elcielodecanarias.com. Y allí se cuenta también a sí mismo: desde el niño que, obsesionado con el cielo, coleccionaba noticias del periódico sobre el Universo, hasta el astrofotógrafo y miembro del Instituto de Astrofísica de Canarias que es hoy. En su boca, términos como “detector de basura espacial”, suenan a verdaderas películas de ciencia ficción. Maravilloso su trabajo. Él, rueda y rueda sobre naturaleza. Y afirma: “Siempre trato de ofrecer un punto de vista “mágico”.

Escenas tomadas desde Tenerife, a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar, que ha tardado un año en rodar, aunque aquí sólo se vean unos minutos. Nubes, estrellas, colores… un mundo que está ahí, cercano, pero que no vemos, que ya los habitantes de ciudad ni apreciamos. Dice López que este es el primero de una serie de vídeos Time Lapse nocturnos y crepusculares tomados en las distintas islas de Canarias tratando de captar la belleza de cada una de ellas. Para captar el movimiento natural de la Tierra, estrellas, nubes, sol y Luna usó “la técnica TimeLapse, raíles Dolly verticales y horizontales, cabezales con movimientos horizontal y vertical y  toma de datos HDR”. Los nombres de los lugares que han sido filmados suenan a gloria, pura literatura, vistos y oídos desde aquí.  Toma asiento, relájate y disfruta.

Romanos, árabes, Don Quijote… y nosotros


Eso somos los españoles: pura mezcla. Ben estuvo apenas cinco días en España. La central y castellana (toda ella). “Una región llena de historia y cultura”, dice. Muchos pueblos dejaron aquí su huella. “Aquí es donde Don Quijote luchó contra los molinos”. El hogar de El Greco, Diego de Velazquez y Francisco de Goya”. Y sí, visto así, es fascinante. Lástima que ni los monumentos, ni los paisajes, ni ese cielo increíble que la cubre cada día lo sean todo… Zona milenaria. Austera. Y dura. Por razones varias. A Ben le encantó. Y eso que le falta aún por conocer mucho torreón, mucho foso de fieras, mucho castillo. Música: John OO Fleming, The Dewberry Tree. Cámara usada: Nikon D90, Sigma 10-20, DIY Dolly

Si llueve, baila


Son panda desafiante. Se enfrentan a otros bailando. Se reúnen en espacios abandonados, en gimnasios, ensayan y ensayan, hacen grupo, se dirigen a un objetivo. Y compiten en sesiones larguísimas y muy celebradas entre el público. Pueden bailar en cualquier sitio, en cualquier rincón de cualquier ciudad, cuando van en autobús o en metro, en el medio de la calle, en parques, en esquinas ruinosas… sorprendiendo a cualquiera. Cualquier lugar es bueno. Y se les conoce con el acrónimo TURF FEINZ, por Taking Up Room on the Floor. Jóvenes que bailan y se organizan en California (son de East Oakland) y montan verdaderas batallas campales de danza urbana, piques en grupo o individuales por ser el mejor, crear estilo, destacar entre la masa. Pero sobre todo, su baile se ha convertido en iniciativa para proporcionar actividad y espacio cultural seguro a las pandillas y construir un movimiento artístico callejero, el turf dancing, turfing, que quieren que se reconozca como tal: algunos se preparan de verdad, mezclan pasos de distintos tipos de baile, acrobacias, pasos sobre talones y puntas, gestos a lo Michael Jackson, son verdaderas figuras. Algunos elegantísimos (como Dreal). Increíble verlos en acción. Una hermosura. Te atrapan. Un regalo para un día gris (o no) cualquiera. La prueba de lo mucho que se puede hacer con ganas y creatividad.

Hacen vídeos dedicados a “los hermanos caídos”, sin más explicación. Este, de 2009 que ha batido récord, grabado en las calles lluviosas de Oakland, se titula RIP Rich D, aunque por sus imágenes lluviosas se ha quedado con Dancing in the rain. Lleva una dedicatoria especial para el ya mencionado Dreal (“Stay up my brother”), uno de los participantes (camisa blanca), no sabemos qué ha sido de él. El Huffingtonpost de Los Ángeles les dedicó un artículo el año pasado contando como este vídeo se había convertido en verdadero boom en la Red. Los componentes iniciales del grupo son Chonkie F. Tutz, eNinga, NoNoize, Dreal, T7, Mann y otros. Y los protagonistas de este trabajo en concreto: No Noize (chaqueta roja), Man (negra), BJ (camiseta a rayas), Dreal (camiseta blanca). Dirigido y editado por Yoram Savion y producido por YAK FIlms, que ofrece un centenar de vídeos en su catálogo en su mayoría de hip hop y street dancing.

La música es de Yung FX, Erk tha Jerk & COOP.  Tienen página en Youtube y en Facebook.

Las estrellas y el Teide


Un hermoso viaje para los que no salen estos días de casa.

El noruego Terje Sorgjerd  (TSO Photography) ha visitado Canarias los primeros días de abril. Y se ha llevado consigo la que dice es una de sus mayores experiencias y más complicadas, ni sueño ni descanso. El resultado: otro trabajo maravillosa esta vez rodado en El Teide, la mayor montaña del país (3715 metros) y uno de los más extraordinarios emplazamientos del mundo para observar las estrellas (no en vano ahí está instalado uno de los más importantes observatorios astronómicos).

Aquí está Vía Láctea en todo su esplendor, miles de estrellas, el cielo inmenso cómo una cúpula que nos aísla y hasta una tormenta de arena llegada del Sáhara que parecía ser un gran inconveniente y un problema para el equipo pero que fue filmado con maestría.

La música: Ludovico Einaudi – “Nuvole bianche”.

Puro divertimento


Delicioso tema del nigeriano Siji. Esas cosas que tiene África que atrapan y dan que pensar. Rodado el vídeo en Lagos (Nigeria), donde transcurrió la infancia del cantante, grabarlo fue un puro divertimento para todos los participantes. Hay cameos: Ade Bantu, Yinka Davis, Tintin The Koolness… Y mucho ritmo. Gracias Keyti Melakh

Artista: SIJI
Título: IJO (vídeo oficial)
Sello: Sole Channel Records Director: SIJI
Productores: SIJI, Alix Alvarez & Tunji Ladoja
Concepto: Akintunde Disu.

Volare, volare…


No lo puedo remediar. Esto es para compartir y compartir y compartir… como esas cadenas de mensajes que prometen salud, dinero y amor a raudales… Ser tal cosa no sé si será… Pero esto te proporcionará unos segundos de gusto y felicidad. Y eso ya compensa. Basta ponerse en el lugar del otro, calzarse el traje volador adecuado, lanzarse (ah, ahí está el quid de la cuestión, el vacío es muy traicionero, lo sé bien) y volar, volar, volar…

“Velocidad por pura necesidad o el arte de volar”, titulan los autores de este atentado contra la modorra.

Un sueño eterno hecho realidad. Uno de una colección de vídeos voladores grabados durante la temporada 2009-2010 que resultan ser de los preferidos del colega Álvaro Corcuera que es gran amante de las cadenas, los eslabones y el empujoncito final para que inicies las cosas (¿de qué si no iba a estar yo aquí si él no me hubiera animado a saltar al espacio cibernético?)

Wingsuit basejumpers se hacen llamar, trajes para el vuelo que ya quisiera haber podido visualizar Ícaro un buen día. ¡Lástima de máquina del tiempo para traerlo acá y ponerlo a mirar delante de la computadora! Y grabar su cara, claro. La denominación de las prendas en cuestión son V3, Hybrid LD2/Trango y otros de nueva hornada (V-series wingsuit) que son prototipos en Europa. Eso para los expertos. Para los que no, desvelo aquí la frase más usada al mirar esto: “Hay que tener cojones”. Otra versión: “Con dos huevos” . Eso, en este mundo de la multiaventura (no quiero ofender) se usa mucho, olvidando a veces que los ovarios también escalan y vuelan que da gusto. Por lo demás, un paisaje de altura, caída casi libre, quiebros, planeamiento perfecto.

Después de vivir tamaña experiencia, poner los pies en tierra, o interesarse por las cosas de este mundo, deber ser asunto bien banal para estas criaturas. Y yo los comprendo.

Música de Hybrid, Disappear Here

Aurora boreal


‘Ahora somos libres’

Este título de la película Gladiator es el elegido esta vez por el noruego Terje Sorgjerd para acompañar su última obra fotográfico (que de por sí no necesita ningún acompañamiento): la mayor aurora boreal de todos los tiempos. Una semana tardó en rodar en Kirkenes y Pas National Park, frontera con Rusia. Con una temperatura de -25 grados. Mucha paciencia. Y los retoques de producción de sus colegas de http://dynamicperception.com/

Un gran trabajo. “Good fun”, dice. Y eso hacemos. Disfrutar. Y abrir la boca.

Oraciones y cánticos


Oración por los borrachos…

“Señor, da de beber a todos estos que ahora se levantan,

destrozados, farfullando palabras desde el centro del infierno,

mientras espían a través de las ventanas

la espantosa realidad del día que comienza”.

(Malcolm Lowry, novelista y poeta británico (1909-1957), de vida itinerante y marinera, alcohólico empedernido, insaciable, autodestructivo. El trueno más allá de Popocatépetl. Poemas escogidos. Traducción y selección de Juan Luis Panero. Editorial Tusquets, 2009. Publicado en 1962 por Marjorie Lowry)

… y cántico de Mos Def por tiempos mejores.

Las ‘Tentaciones’ de los noventa


Han caído en mis manos viejos números de El País de las Tentaciones, el suplemento de los viernes de El País durante años. Muchos números sólo existen en papel. Ni siquiera se escaneaban o se guardaban en documentación. Son como piezas de un museo. El espejo y el reflejo de una época, que dado el color de la actual parece dichosa. Prometedora. No sólo por los contenidos o su diseño, entonces tan nuevo, sino por la ilusión y le esperanza que desprende cada número. El País de las Tentaciones fue un producto de una época rica.

La periodista Ana Alfageme escribió el año pasado un artículo en El País para rememorar el nacimiento y crecimiento de esta criatura de la que ella formó parte algo después, cuando ya estaba algo crecida.

En octubre de 1993 empezamos un grupo muy pequeño de periodistas con la tarea de montar un suplemento nuevo, fresco, joven. Nadie, salvo el jefe, Alex Martínez Roig, entonces treintañero, parecía tener claro qué diablos era eso. Y él no estuvo mucho allí, porque enseguida lo hicieron responsable de El País Semanal y nos abandonó en busca de otros territorios. “Venía de la sección de Deportes y se enfrentó a dos partos paralelos: el de su hijo Pablo y el de aquella cabecera que incubó durante dos meses junto a Fernando Gutiérrez, un diseñador de origen español y formación británica que le dio a la revista un tono radical con clasicismo tipográfico. “Teníamos la sensación de que siendo un periódico joven nos habíamos quedado mayores”, dice Martínez Roig, ahora director de contenidos de Canal +, “nos planteamos escribir sobre todo lo que nos gustaba: cine, música, publicidad, televisión, con una mirada mucho más gamberra. Tentaciones era una cabecera que se movía por la portada. Siempre bajo la mirada, arriba, a la izquierda, del padre, EL PAÍS, que garantizaba el rigor y la calidad”, cuenta Ana Alfageme en la pieza citada.

Así, nos fuimos juntando todo el equipo Tentaciones, pieza a pieza, como en un puzzle de un paisaje complicado y montañoso.

Goyo Rodríguez, apenas un chaval, que procedía de El Sol recién cerrado y tenía muchas ideas y muchas ganas de comerse el mundo; Tomás Barbulo, un señor hiper serio y muy curtido, que idem… Mikel López Iturriaga, también jovencísimo, famoso bloguero comidista futuro y antaño encargado de lo musical, que procedía del Máster de El País/UAM; Alfonso Rivera que controlaba de cine y otros asuntos; Marta Nieto, que se incorporó desde la sección de Televisión… etcétera, etcétera. Y luego Vicente Jiménez, hoy altísimo cargo del periódico, como responsable, quien le puso muchas ganas, horas y risas a la tarea de crear nuevos contenidos y engordar al recién nacido. Él es el que se lleva el tartazo (abajo) en la conmemoración del número cien. Y eso ya da idea del ambiente.

La portada de Victoria Abril (arriba) y el número uno entero fue un horror. El alma y la mano del diseño eran uno y trino: Fernando Gutiérrez, un genio, un hombre tranquilo, un pesado que traía todo lo cool del mundo británico (donde vivía) en su cabeza. Y a su cabeza nadie tenía acceso. Poco acostumbrado a los cierres, nada sabía de plazos. Y aquello fue el fin del mundo para nosotros y los compañeros del cierre y la imprenta (y el inicio a la fama para él). Consumimos horas del día y de la noche como sorbetes espumosos, salimos, entramos, comimos, bebimos, miramos, remiramos, volvimos a salir y entrar, esperamos y esperamos… para permitir al artista acabar su obra. Y con el tiempo, la remató perfecta.

Seguir leyendo Las ‘Tentaciones’ de los noventa

¿Ese otro mundo es posible?


Basta escuchar a mujeres como Verónica Gisbert, de la Red ATTAC, toda entusiasmo (igual que todo su grupo de Attac Valencia) o contemplar la determinación en los ojos de la campesina guatemalteca Dolores Sales (en la foto) ayuda a entender lo que ha sido el Foro Social  Mundial de Dakar (Senegal) celebrado hace un mes, en el que las mujeres jugaron un rol fundamental.

Feministas, pacifistas, ecologistas, campesinos, intelectuales, ciudadanos de todo color que claman justicia social y quieren cambiar el modo de hacer de Gobiernos, empresas e instituciones. Su lema: “Otro mundo es posible”. Unos 70.000 se reunieron en Dakar (Senegal) en el 11º Foro Social Mundial. Esta es una crónica del encuentro.

Esa era la entradilla del reportaje que publicamos en El País Semanal titulado Galería Antisistema. Se trataba de la edición número once de un encuentro siempre múltiple y multitudinario que ha atraído cada año a miles de personas a un lugar distinto del mundo. Así ha sucedido con mayor o menor número de asistentes, desde aquel mítico de Porto Alegre de 2001 que surgió del hartazgo y el descontento ante  la forma de hacer de la gran política, en general, y los organismos internacionales, el FMI y la OMC, en particular.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Galería antisistema

Miradas cruzadas en el aeropuerto de Barajas (Madrid). Y es de suponer, en este momento, en otros muchos europeos. ¿Se reconocen los activistas entre sí? ¿Hay un manual de uso antisistema? ¿El vestir, las maneras, la ilusión, el vocabulario…? Las preguntas se agolpan. Un total de 1.200 asociaciones de 132 países (casi un centenar de España) se han registrado en esta edición, la tercera, tras Bamako (Mali) y Nairobi (Kenia) en África. Son, sobre todo, grupos de la sociedad civil, ONG grandes o chicas, sindicatos, partidos… Tanto tirón tiene esta convocatoria que lo mismo encontraremos en Dakar a los Verdes europeos que a Veigas, líder del BNG; a la socialista francesa Martine Aubry reunida con periodistas, a Evo Morales dando un discurso o a Lula pidiendo perdón por la esclavitud.

Es decir, adiós al estereotipo: hay muchos tipos de foreros. De cualquier edad, origen y condición. Uno imprescindible es el líder intelectual consolidado o emergente. Los que alimentan. Desde famosos como Susan George, Aminata Traoré, Naomi Klein, Gus Massiah o Éric Toussaint hasta otros menos conocidos como Esther Vivas, Fatma Alloo, Olivier Bonfond, Phumi Mtetwa, Christophe Ventura… Aquí, en la Universidad Cheick Anta Diop se concentran todos. Al alcance de cualquiera. Y trabajan. No se da abasto con tanto debate. Se les ve acelerados, cubiertos de sudor y polvo, de mesa en mesa, comprometidos, mostrando sus propuestas, aquello en lo que creen (o lo parece). Ofrecen un delicioso festín alternativo que sabe a pacifismo, derechos humanos, igualdad, soberanía alimentaria, medio ambiente, infancia, indígenas, condonación de deuda, lucha contra la pobreza, sostenibilidad, salud, feminismo, inmigración, calidad democrática… Pero la mayoría no son ni famosos ni grupales. Personas anónimas (que han mostrado su peso en varias ocasiones: sobre todo contra la guerra de Irak, 15 millones en la calle) dispuestas a compartir deseos de cambio más o menos radical. “Me represento a mí misma”, nos dirá la argentina Marcella Guerci, antropóloga, docente, habitante de la “ciudad intermedia y minera de Olavarria”. Viene sola: “Busco preguntas y respuestas”. Un modelo de participante esponja.

Seguir leyendo ¿Ese otro mundo es posible?