Archivo de la categoría: Crónicas de vuelo

Un paseo corto por Madagascar


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

+

Camino a Madagascar


Vuelo hacia Madagascar. Curiosidad siento por un país del que unos me hablan maravillas (la mayor isla de África, la cuarta del mundo, la de mayor biodiversidad; un territorio que se diría estuvo pegado al continente hace nada y se separó un buen día; lo africano y lo asiático, unidos…) y otros, horrores (deforestación, pobreza, suciedad, turbulencias políticas siempre y también en estos mismos días…). No son muchos, no. Porque pronuncias el nombre del país y la mayoría va directamente al comentario sobre la películita homónima de marras de nuevo en las pantallas (hartos están en el lugar con el asunto cinematográfico, he de decir). No importa. Una mirada nunca es igual a otra, así que conviene abrir bien los ojos, me digo, para poderlo contar en lo grande y en lo pequeño. Y el detalle ahora mismo una sola palabra: peste. Hay un brote en el país, 50 muertos en 119 casos. Interesante proporción.

Tratamiento: pensamiento positivo. El otro, el químico, si no se recibe en 24 horas puede provocar un daño que no vamos a mencionar aunque lo digan las recomendaciones médicas del ministerio (gracias Raquel, de UNICEF, ¡me he tranquilizado mucho, mucho!). Y controlar las pulgas. ¡Ratas, huyan de mí!

IMG_0051

Voy de la mano de la agencia alemana de Cooperación Internacional, GIZ, así que vuelo con Lufthansa, vía Frankfurt desde Madrid. Es decir debo dirigirme primero hacia el Norte, para luego retroceder, volver a cruzar cielo español y entrar al africano. Las comunicaciones. Eso ya da idea. Un total de 24 horas encerrada en un chisme enorme a motor, que se levanta y vuela. Mi fascinación por tal logro humano es infinita, lo confieso. Me emociono, al ascender, en cada vuelo. Creo que tal fascinación por la altura debe ser genética. Y sin duda muy útil: para ser viajero de primera hay que saber y poder roncar plácidamente en los vuelos. Yo lo hago, doy gracias a mi herencia, aunque ahora las piernas me han empezado a fallar. Se duermen por su cuenta. Y dicen que tal cosa no es buena. La edad. Y las millas: cinco continentes van. Países: 53 cuento con este al que me dirijo. Me entretuve en señalarlos en el mapa de la revista de la compañía SouthAfrican Airways (Sabuwona, muy buena, por cierto). Los he ido dejando pasar por mi memoria mientras avanzábamos hacia el Sur, como en una cámara del tiempo: Francia, Inglaterra, Irlanda, Holanda, Rusia, Bulgaria, Suiza, Grecia, Turquía, Siria, Jordania, Estados Unidos, Egipto, Colombia, Argentina, Senegal, Marruecos, Ghana, Malí, Camerún, Sierra Leona, Kenia, Mozambique, Australia… y así. Seguir leyendo Camino a Madagascar

Nos gusta caminar


10-caliz-sierra leona

La fotografía es de Álfredo Cáliz y está tomada en Sierra Leona, durante el segundo viaje que hicimos juntos a este país. Ahora él se encuentra de nuevo por África. Esta vez sin mí. Y lo siento tanto. De él hablé hace no mucho en el blog África No Es Un País cuando presentó un vídeo autobiográfico para un proyecto que tenía entre manos. Lo tituló Me gusta caminar. Hoy lo he recordado. Lo pego aquí.

Volver


Tengo el corazón contento


Aquí están, celebrando enlaces, relaciones y algunas otras cosas más, algunas de las personas más lindas y estupendas que he conocido en mi vida (que puedo decir, con satisfacción y agradecimiento, que ya es larga). Incluidas las que no conozco.  Copio y pego. Va por ustedes.

Por la felicidad. Y el bien estar, buen ser  y mejor hacer.

Qué animales


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un río bien peligroso


20130904-083105.jpg

Fotografía de Luis Davilla, un regalo de prudente observador.
Isla Livingstone, Zambia. África

La perca del Nilo y otras invasiones


La ciuda de Kisumu, en Kenia, apenas besa una esquina del lago Victoria, lo bastante como para coger un barquito en Kiboko Bay y perderse en sus aguas repletas de historias donde se sigue viviendo y pescando de modo artesanal. Es hermoso. Desde abajo y desde arriba, cuando se sobrevuela. Pero, como tantas veces, la intrahistoria del lago tiene otra cara.

La película de producción franco belga, La pesadilla de Darwin, tiene ya unos años y muchos premios. Pero no ha perdido vigencia. Todo lo contrario, es mas actual que nunca. Se puede pensar en petroleo, en minerales, en la sal… Sucede en todo el continente. Algunos lo llaman globalización del mercado, ese asunto tan libre que va a acabar con nosotros un día de estos. Otros, simplemente apropiación o robo. El documental cuenta lo mucho que sucede con la perca del Nilo, que no sólo ha diezmado muchas especies del lago sino que se pesca, procesa y envia la mejor parte a Europa desde allí mientras la poblacion alrededor del lago, en Tanzania, muere de hambre y de asco, literalmente. Ls escena de la gente rebuscando entre las espinas putrefactas es de las que no se olvidan. Juzguen ustedes mismos.

Viajes de Obama


El presidente Obama viaja estos días a tres países africanos (Senegal, Sudáfrica y Tanzania) entre fuertes medidas de seguridad y cierre de ciudades enteras. El presidente de EEUU viaja por el mundo siempre bien rodeado y protegido. El presidente Obama visitó San Francisco en mayo de 2010 y cuando viaja por su propio país lo hace de este modo. Si un político, si todo político debe moverse así… no queda más remedio que preguntarse tres cosas: ¿Representan los mandatarios de este mundo a los ciudadanos o los temen? ¿Cuánto cuesta organizar todo esto un día y otro día? Y sobre todo: ¿Tiene algún sentido? ¿No sería mejor que la política cambiara de formas y modos y que se trabajara más por una cultura de paz y no de guerra, rencillas, enfrentamientos, espionajes, intereses económicos brutales, etc, etc… ? Algo falla si el presidente Obama ni siquiera puede bajarse de un coche para hablar siquiera con sus paisanos.

Una rosa es una rosa


Source: thecherryblossomgirl.com via Tracey on Pinterest

 

Silencio


 

Hoy, ayer, mañana… Días introspectivos

 

Michelle Obama baila y lo borda


El vídeo (que me llegó vía @AnaPastor) está colgado en la página de Youtube del show televisivo de Jimmy Fallon (@Jimmyfallon).

Se grabó para alentar la campaña de la primera dama estadounidense, Michelle Obama (@FLOTUS en Twitter), titulada “Let’s Move”.  Dicha campaña intenta promocionar el ejercicio físico como modo de garantizar una buena salud y animar, así, a los padres a que muevan el esqueleto junto a sus retoños. Fallon y Obama presentan este tema titulado Evolution of Mom Dancing donde muestran todos los ejercicios que se pueden ejecutar en la vida cotidiana…. Anteayer mismo, 23 de febrero, fue la cosa. Dos millones de visitas tuvo en dos días la actuación de Michelle Obama. La periodista Ana Pastor afirmaba en Twitter que, definitivamente, la política en otros países es algo muy, muy diferente a lo que nosotros conocemos. Y yo creo que también. Hasta para tener gracia y prestarse sonriente a todo, parece ser. Agradecería ejemplos de lo contrario.

Y aquí tienen la entrevista posterior con Fallon. Bien divertida.

Hay que señalar que el presentador se lo había currado la mar de bien previamente, pues había ido a competir con la Primera Dama en su propio terreno: la Casa Blanca. Y no le fue muy bien. Vean.

Nota: para rematar la semana, Michelle dio el nombre de la película ganadora en la ceremonia de los Oscar de esta misma noche.  Eso es saber estar en la cresta de la ola y lo demás, tonterías.

Palabras


Lo he encontrado en el blog de Santiago Pérez Malvido y se lo he tomado prestado. Words (Palabras), realizado por Everynone, se titula este vídeo. Palabras que no se oyen apenas, pero que están presentes. Las escenas hablan, los personajes hablan, nuestras creaciones hablan por sí mismas… Los actos de todos aquellos que nos rodean dicen mucho más que mil discursos. Ahora que se está celebrando el Debate del Estado de la Nación… sólo lo que se haga luego será lo que importe.

Las acciones son palabras verdaderas. Eso viene a decirnos. Moraleja: hablar por hablar no conduce a nada. O casi.

El mapa de la libertad


Web

Contratiempo


Contratiempo

Mi reloj descuenta las horas